Seleccionar página
Puntua esta entrada
Llevar barba arreglada

Llevar una barba arreglada es más fácil de lo que parece

Llevar la barba arreglada: fácil, cómodo y atractivo.

 ¿Quieres un post sencillo en el que te expliquemos cómo llevar la barba arreglada sin florituras ni relleno? Estás en el lugar adecuado. Te traemos una entrada en la que te enseñamos, de manera general pero suficiente, cómo llevar la barba arreglada de manera fácil y cómoda, mostrando un atractivo que solo las barbas más cuidadas pueden transmitir.

Todo lo que debes saber sobre cómo llevar la barba arreglada

Cepillar o peinar

 El primer paso para llevar la barba arreglada es saber cómo la vamos a cuidar cada día. Y esto incluye el saber cuándo peinarla y cuándo cepillarla; o las dos cosas.

 Cuando peinamos la barba estamos eliminando los nudos. También se utiliza el peine para dar la forma al vello y fijarlo tras ponernos cera.

 El cepillo, por su parte, se utiliza para reordenar el vello y darle dirección, después de haber eliminado los nudos y sin necesidad de aplicar ningún producto si no queremos.

 Pongamos algunos ejemplos. Si tienes barba larga será indispensable tener un peine porque se te enredará. Y también aconsejamos un cepillado porque habrá mucho por recolocar.

 Si tienes una barba de vello corto y cada pelo se te va para donde le da la gana, el cepillo será indispensable y el peine, innecesario, pues ni habrá nudos y tendrás que realizar un trabajo preciso de fijación.

 Por su parte, el cepillo va a potenciar los beneficios de los aceites y bálsamos porque ayuda a distribuirlos, mejora la circulación sanguínea y ayuda a oxigenar la piel, etc.

 A la hora de elegir un peine no tienes que preocuparte demasiado; basta con que tenga las púas bien definidas y separadas a una distancia adecuada para tu barba en particular.

 En cuanto al cepillo, siempre aconsejamos que sea de madera o de goma para evitar la electricidad estática que se pueda producir después de varias pasadas.

[products skus=”1505,1509,1501,1511″]

El crecimiento de la barba

 Si tu barba aún está creciendo nuestro mejor consejo es que utilices paños calientes para abrir los poros y exfoliar la piel, que en la mayoría de casos estará bastante irritada e incluso puede que aparezcan pelos enquistados.

 Abrir el poro con agua caliente y realizar masajes circulares evitará todo lo anterior además de favorecer la circulación sanguínea y, con ello, el crecimiento del vello.

El mantenimiento de la barba

 Mantener una barba para llevarla bien arreglada incluye muchos pasos, no te vamos a engañar. Sin embargo, una vez te acostumbres, lucirás una barba irresistible en pocos minutos.

Lavado

 Cuando ya tienes una barba de longitud considerable es momento de empezar a lavarla y acondicionarla con productos especiales.

 Si elijes un limpiador específico para barba, ya sea en pastilla de jabón o un champú líquido, este tendrá las características adecuadas para limpiar el pelo en profundidad sin irritar la piel.

 Como consejo, de entre todas las marcas, elige las que no trabajen con alcohol. Así mismo, si tu piel se irrita con facilidad y se hincha, no estará de más que busques un champú con propiedades antiinflamatorias.

 Por lo demás, debes dejarte guiar simplemente por el aroma que incluyan.

 Lava tu barba metiendo los dedos entre el vello y haciendo un movimiento como de hacerle cosquillas, mientras deslizas la mano hacia abajo para repartir el producto en toda la longitud. Después de ello aclárate con abundante agua.

 Importantísimo, tanto o más que lo anterior, es que después del lavado seques tanto la piel como el vello, de manera suave, procurando no dejar ni un resto de humedad. Esto es primordial si quieres llevar la barba arreglada, pues la humedad dejará un olor en tu rostro que tirará para atrás además de poder crear alguna complicación en la piel.

[products skus=”1101,1104,1112,1103″]

Afeitado

El día que toque afeitado tendrás que preocuparte de tener a mano productos de estupenda calidad.

 Nosotros aconsejamos pastilla de jabón, brocha de pelo natural y navaja. Piensa que la piel del rostro es muy sensible y toda la calidad que le puedas ofrecer es un respiro que le estás dando.

 Afeitarse no tiene misterio. Debes acondicionar el vello que deseas retirar con agua y jabón y pasar la navaja. Esto es práctica más que otra cosa.

 Los puntos a tener en cuenta son, como hemos dicho, la calidad de los productos y útiles, y, por otro lado, el producto que utilices para después del afeitado, que aconsejamos que no contenga alcohol y que calme la piel, que estará muy irritada.

[products skus=”1607,1603,1606,1611″]

Recortar la barba

Este paso no lo vas a realizar a diario, pero sí es conveniente que te fijes en el crecimiento de la barba para retocarla en cuanto sea necesario. Una barba despeluchada y con mechas no es una barba arreglada; no se ve bien y no atrae a nadie.

 Uno siempre puede hacerse un retoque rápido de la barba, pero para dejarla perfecta nosotros te recomendamos acudir a un buen barbero. Nadie mejor que él sabrá como darle forma a tu preciada barba.

 En cuanto al bigote, aconsejamos hacerlo a tijera, peinando y midiendo al milímetro. El corte debes realizarlo peinando tu bigote según la forma que lleves siempre.

 ¡Ah! Cuando recortes tu barba recuerda darle una lavada para retirar el pelo que se haya podido quedar por ahí perdido.

Aceite o bálsamo

 El siguiente punto, una vez tengas tu barba limpia, afeitada y recortadita y vayas a salir de casa, es utilizar un aceite o bálsamo para barba. Son productos parecidos, aunque no iguales.

El aceite da buenos resultados en cualquier barba. Hidrata, refresca y mejora el aspecto general de vello.

 Sin embargo, hay algunos casos en los que el bálsamo puede ser más efectivo. En general es más útil para vello largo. Igualmente hidrata, pero, además, fija muy suavemente; de ahí que sea más adecuado para barba más larga. También protege un poco más de la suciedad gracias a su consistencia más espesa.

 La aplicación de aceite es más sencilla pues no tienes más que aplicar unas gotas en las mano, repartirlas y pasar estas por todos los rincones de la barba.

 El bálsamo, por su parte, requiere de más cuidado pues esa densidad de la que hablábamos, además de proteger, impide la transpiración. Aplicarlo correctamente requiere de un poquito de práctica pues hay que usar muy poquito producto para llegar a toda la barba. ¡Ánimo!

 Sea como sea, no te olvides de distribuir con el cepillo (o peine) para disfrutar de sus beneficios (que te contaremos en otra ocasión).

[products skus=”1001,1026,1211,1207″]

Cera

Si llevas bigote o simplemente quieres darle forma y fijación a tu barba será imprescindible que uses una cera que te ayude a conseguirlo.

 La cera la vas a encontrar de fijación suave o fuerte. Elegir una u otra depende de tus necesidades.

 Sea como sea, esta se aplica tomando una pequeña cantidad en los dedos y masajeándola para volverla maleable y fácil de aplicar.

 Seguramente al principio uses demasiada pero con el tiempo irás mejorando tus resultados.

 No tienes más que seguir con las manos y los dedos la forma que le quieras dar a tu bigote. Si quieres algo especial como levantar la punta de los extremos sólo tienes que poner más empeño y darle la forma con los dedos, además de ayudarte con el peine para que la forma quede definida y bien marcada.

[products skus=”1303,1307,1301,1305″]

 Esta es la esencia para llevar la barba arreglada. En otras ocasiones nos adentraremos en cada uno de los puntos para desarrollarlos y que te conviertas en un experto en el cuidado de la barba.

¿Quieres recibir más artículos como este?. Introduce tu dirección de correo en el cuadrado de abajo y podrás disfrutar de todos nuestros artículos también en tu correo.



Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies